Senderismo con perro: Descubriendo Ordesa y Monte Perdido | La Podenca Viajera
227
post-template-default,single,single-post,postid-227,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,vss_width_768,qode-content-sidebar-responsive,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_non_responsive

Senderismo con perro: Descubriendo Ordesa y Monte Perdido

¿Qué dueño no se ha encontrado alguna vez buscando por internet un poco de ayuda para viajar con su perro? Hoy te traigo la ruta del viaje con Federica, para que conozcas este paraíso natural que tenemos en España, Ordesa y Monte Perdido.

Fue declarado Parque Nacional en 1918, Reserva de la Biosfera en 1977 y diez años más tarde se convirtió en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. ¡Más galones no puede tener esta joya de la naturaleza!

Ubicado en el Pirineo Aragonés es el segundo parque nacional más antiguo de España y cuenta con una superficie de 15.608 hectáreas repartidas entre los municipios de Bielsa, Fanlo, Puértolas, Tella-Sin, Torla-Ordesa y Broto.

Como podéis imaginar, hay infinitas opciones para hacer rutas por este parque, pero voy a hablaros de mi favorita.

Un clásico: desde la Pradera de Ordesa hasta la Cola de Caballo.

 

Lo primero que debes saber es que los perros deben ir atados en esta ruta porque está prohibido que vayan sueltos (y ten claro que si te ven te multarán).
Federica y yo hicimos esta ruta en el mes de noviembre y aunque no vayas en temporada alta, por respeto y seguridad debes hacer caso de esta norma.

 

Comenzamos el ascenso

El recorrido tiene una longitud de 17 km (ida y vuelta) y una duración aproximada de 5 horas y media. Debes tomártelo como una ruta para pasar el día y tener en cuenta que, si vas en una época del año en la que anochece antes, debes salir temprano para que no te sorprenda la noche de camino.

La senda comienza en la Pradera de Ordesa (en el municipio de Torla) y enseguida inicia la subida por un amplio camino rodeado de bosques de diverso colorido debido al otoño. Durante todo el recorrido iremos paralelos al río Arazas que nos acompañará en el ascenso por el margen derecho.

Llegamos en unos 45 minutos a la primera parada: La Cascada de Arripas (hay una fuente cercana también donde a la ida o a la vuelta podremos reponer nuestra botella de agua).

cascada-arripas-ordesa

Si seguimos subiendo lo siguiente que encontramos son los miradores de las cascadas de la Cueva y del Estrecho.

Las pasarelas de los miradores son algo estrechas por lo que nosotros avanzábamos con los perros de uno en uno para no molestar al resto de senderistas. Las vistas son impresionantes, es imposible no pararse a observar un rato la caída del agua desde las cascadas. 

El ascenso continúa por un extenso hayedo, teñido de colores amarillos y rojizos, hasta las Gradas de Soaso, espectacular imagen de cascadas escalonadas.

Hacia la parte alta del Valle (si las nubes lo permiten) podrás observar las llamadas Tres Sorores: el Cilindro de Marboré (3.325m), el Monte Perdido (3.348m) y el pico Añisclo (3.257m).

tres-sorores-ordesa

Y llegamos al final de nuestra ruta divisando la impresionante cascada de la Cola de Caballo, nos encontramos a 1.850 metros de altura.

Cola-de-Caballo-Ordesa

 

Es una ruta alucinante y preciosa…las vistas, los colores, los árboles, el sonido del agua. Los paisajes parecen sacados de un cuadro.

Antes de la bajada nos quedamos descansando y tomando algo para reponer fuerzas. Federica pasó el rato explorándolo todo.

Descubrir y pasear por Ordesa y Monte Perdido fue algo que nos encantó a humanos y perros. A pesar de las 3 horas de ascenso, ¡merece mucho la pena!

consejos-viaje

A tener en cuenta:

– Al realizar la excursión en noviembre tuvimos que abrigarnos bastante. Si haces la ruta como nosotros en los meses de otoño y tienes un perro friolero… ¡llévale abrigo!
– En los meses de verano es un lugar muy concurrido, mi consejo: es mejor madrugar para no visitarlo tan masificado.
– Y por supuesto, ¡no olvides la cámara de fotos!

¿A tus perros les gustan las excursiones a la montaña? ¿Cuál es su ruta favorita? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

¿Qué dueño no se ha encontrado alguna vez buscando por internet un poco de ayuda para viajar con su perro? Hoy te traigo la ruta del viaje con Federica, para que conozcas este paraíso natural que tenemos en España, Ordesa y Monte Perdido.

Fue declarado Parque Nacional en 1918, Reserva de la Biosfera en 1977 y diez años más tarde se convirtió en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. ¡Más galones no puede tener esta joya de la naturaleza!

Ubicado en el Pirineo Aragonés es el segundo parque nacional más antiguo de España y cuenta con una superficie de 15.608 hectáreas repartidas entre los municipios de Bielsa, Fanlo, Puértolas, Tella-Sin, Torla-Ordesa y Broto.

Como podéis imaginar, hay infinitas opciones para hacer rutas por este parque, pero voy a hablaros de mi favorita.

Un clásico: desde la Pradera de Ordesa hasta la Cola de Caballo.

 

Lo primero que debes saber es que los perros deben ir atados en esta ruta porque está prohibido que vayan sueltos (y ten claro que si te ven te multarán).
Federica y yo hicimos esta ruta en el mes de noviembre y aunque no es temporada alta, creo que por respeto y seguridad en algunos tramos debes hacer caso de esta norma.

 

Comenzamos el ascenso

El recorrido tiene una longitud de 17 km (ida y vuelta) y una duración aproximada de 5 horas y media. Debes tomártelo como una ruta para pasar el día y tener en cuenta que, si vas en una época del año en la que anochece antes, debes salir temprano para que no te sorprenda la noche de camino.

La senda comienza en la Pradera de Ordesa (en el municipio de Torla) y enseguida inicia la subida por un amplio camino rodeado de bosques de diverso colorido debido al otoño. Durante todo el recorrido iremos paralelos al río Arazas que nos acompañará en el ascenso por el margen derecho.

Llegamos en unos 45 minutos a la primera parada: La Cascada de Arripas (hay una fuente cercana también donde a la ida o a la vuelta podremos reponer nuestra botella de agua).

cascada-arripas-ordesa

Si seguimos subiendo lo siguiente que encontramos son los miradores de las cascadas de la Cueva y del Estrecho.

Las pasarelas de los miradores son algo estrechas por lo que nosotros avanzábamos con los perros de uno en uno para no molestar al resto de senderistas. Las vistas son impresionantes, es imposible no pararse a observar un rato la caída del agua desde las cascadas. 

El ascenso continúa por un extenso hayedo, teñido de colores amarillos y rojizos, hasta las Gradas de Soaso, espectacular imagen de cascadas escalonadas.

Hacia la parte alta del Valle (si las nubes lo permiten) podrás observar las llamadas Tres Sorores: el Cilindro de Marboré (3.325m), el Monte Perdido (3.348m) y el pico Añisclo (3.257m).

tres-sorores-ordesa

Y llegamos al final de nuestra ruta divisando la impresionante cascada de la Cola de Caballo, nos encontramos a 1.850 metros de altura.

Cola-de-Caballo-Ordesa

 

Es una ruta alucinante y preciosa…las vistas, los colores, los árboles, el sonido del agua. Los paisajes parecen sacados de un cuadro.

Antes de la bajada nos quedamos descansando y tomando algo para reponer fuerzas.

Federica pasó el rato explorándolo todo.

Descubrir y pasear por Ordesa y Monte Perdido fue algo que nos encantó a humanos y perros. A pesar de las 3 horas de ascenso, ¡merece mucho la pena!

consejos-viaje

A tener en cuenta:

– Al realizar la excursión en noviembre tuvimos que abrigarnos bastante. Si haces la ruta como nosotros en los meses de otoño y tienes un perro friolero… ¡llévale abrigo!
– En los meses de verano es un lugar muy concurrido, mi consejo: es mejor madrugar para no visitarlo tan masificado.
– Y por supuesto, ¡no olvides la cámara de fotos!

¿A tus perros les gustan las excursiones a la montaña? ¿Cuál es su ruta favorita? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

No hay comentarios

Escribe un comentario